, , , ,

Rejuvenecimiento Cuello y Escote

El envejecimiento del cuello y escote además de estar asociado a factores intrínsecos como la edad, el propio deterioro de nuestras células, factores genéticos… está muy relacionado con factores externos como el fotoenvejecimiento (exposición solar), falta de hidratación, tabaco, mala alimentación… Por ello es imprescindible que a la par que tratamos nuestro rostro no debemos de olvidarnos de estas dos áreas de nuestro cuerpo.

Dependiendo del diagnóstico que se realice en consulta determinaremos que tipo de tratamientos son los más adecuados para realizar.

  • Mesoterapia: Vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, C, D y E ) combinadas con ácido hialurónico, oligoelementos y aminoácidos esenciales que nutren, revitalizan, hidratan y proporcionan un aspecto más joven a la piel.

 

  • Ácido hialurónico: Redensity. Aporta una hidratación extra. Fórmula a base de ácido hialurónico  junto con otros componentes presentes de forma natural en la piel que proporcionan una redensificación de la dermis y su protección antioxidante. Se trata de un producto biodegradable de reabsorción cutánea progresiva. Elevado poder hidratante y mantiene la elasticidad de la piel.

 

  • Ellipse: tratamientos para la eliminación de manchas ya que éstas aportan un aspecto más envejecido a la piel, además activa la producción de colágeno y elastina para mejorar la reafirmación.

 

  • Toxina Botulínica: conocido como bótox,  lo aplicamos en las bandas platismales. El músculo platisma, se sitúa en la región anterolateral del cuello y es el responsable de muchas expresiones faciales. Estas expresiones repetidas producen una serie de arrugas en la piel del cuello.

20191108_140927_0000

Paciente tratada con bótox en bandas platismales de cuello y mentón.

 

Cada paciente tiene una necesidad diferente por lo que éstas técnicas pueden combinarse con los tratamientos mencionados en el apartado Reafirmación de cuello para mejorar la flacidez o en el apartado de Papada en caso de existencia de grasa mentoniana.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *