Los hilos tensores, el lifting facial sin cirugía

Los hilos tensores son una técnica de rejuvenecimiento facial que previene y trata la flacidez de una forma sencilla y segura. El resultado es un lifting suave y no traumático.

Se realiza de forma ambulatoria, pudiéndote incorporar a tu vida habitual de forma inmediata, aunque puede tener algunos efectos adversos temporales como edema, enrojecimiento o pequeño hematoma.

 

Los hilos son de un material biodegradable (polidioxanona, PDO) que se utiliza para sutura de cirugías .Se insertan en los tejidos y crean tensión en la dirección deseada, produciendo un leve estiramiento del tejido subcutáneo y de la piel, que se reafirma después de algunos días por el aumento natural del tejido conectivo (fibrosante) alrededor del hilo, volviéndose la piel más firme y tersa.

Los hilos son absorbidos después de cierto tiempo, dependiendo del tipo de hilo utilizado.

No es un procedimiento agresivo porque utiliza los propios recursos de la piel para generar hilos de colágeno por acción fibroblástica.

De este modo, cuando los ponemos notarás mejoría, pero poco a poco tu cuerpo reacciona formando más colágeno, siendo un tratamiento muy preventivo.

Los resultados se aprecian a partir del primer mes mejorando cada semana y alcanzando el mejor resultado a los tres meses. Este resultado se mantiene unos 12 meses, y el colágeno nuevo que se forma durará de por vida. Los resultados van a depender de factores como la edad, el tipo de piel, la cantidad de colagenasa y las características de cada persona (si fumas, tipo de vida, dieta, si tomas suplementos de colágeno, vitamina C…)

Los resultados que ofrece son muy naturales.

Está indicado en personas con flacidez facial, corporal o como tratamiento preventivo.

Hay distintos tipos de hilos: espiculados, monofilamentos, happy lift…

Según las características de cada persona estarán indicadas un tipo u otro de hilos. Eso se hablará en consulta, de forma individualizada para obtener los mejores resultados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *